Este domingo, el Papa Francisco cerró su visita a Filipinas con una misa en el Rizal Park de Manila, en el que según informes del portavoz Vaticano participaron entre 6 y 7 millones de personas. 

Además, el padre Federico Lombardi también señaló que los récords mundiales, se baten en Manila, recordándo que ahí fue donde San Juan Pablo II  había reunido cinco millones de personas en ese mismo parque en 1995 durante la Jornada Mundial de la Juventud.

A pesar del viento y la lluvia del tifón "Amang", la afluencia de creyentes fue masiva, por lo que el Papa tuvo que recorrer en dos ocasiones, el inmenso parque a bordo de el papamóvil, desde el que pudo ver cientos de fieles con imágenes del  Santo Niño de Cebú, el primer Niño Jesús del archipiélago, cuya fiesta se celebraba precisamente este domingo.

Durante su homilía, Francisco afirmó que "Dios creó el mundo como un hermoso jardín que debemos cuidar. Pero, por el pecado, el hombre ha desfigurado la belleza natural y ha destruido la unidad y la belleza de la familia humana, creando estructuras sociales que perpetúan la pobreza, la ignorancia y la corrupción". 

En la galería podrán ver las impresionantes imágenes de la misa, en donde se ven los millones de fieles que asistieron.