Autoridades estadounidenses tomaron la decisión de reabrir el Capitolio, en Washington, el cual permaneció cerrado durante poco menos de una hora a causa de una alerta de seguridad.

Según el Nuevo Herald, la Policía Metropolitana confirmó haber acudido a la zona después de que se reportara la presencia de una persona portando un arma de fuego cerca del Departamento de Trabajo, contiguo al Congreso.

"Los edificios están bloqueados. A nadie se le permite entrar o salir hasta que lo indique la Policía del Congreso de Estados Unidos", indicaba la alerta.

AFP

Foto:

Tras el incidente, al menos dos personas habrían sido arrestadas y permanecen bajo custodia, aunque no se han revelado más datos al respecto.

Es la segunda vez en una semana que las autoridades se ven obligadas a cercar el Capitolio, ya que el pasado viernes también se llevó a cabo un cierre de instalaciones por una falsa alarma.