Un Boeing 757 de la aerolínea Icelandair sufrió el impacto de un rayo en pleno vuelo. Este incidente pasó desapercibido para los pilotos y la tripulación, a pesar de que se destruyó la nariz de la nave.

De acuerdo con diversos reportes, los pilotos no se dieron cuenta del agujero que tenía la nave y continuaron el vuelo de ocho horas, el cual cubría la ruta Reykjavik, Islandia - Denver, Estados Unidos.

"Fue impresionante ver el hoyo. Estoy agradecido de que todo haya transcurrido con seguridad", comentó el músico Nathan Maxwell al periódico estadounidense "New York Daily News".

En la galería podrán encontrar los desastres aéreos más trágicos de la historia reciente. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.