Después de que Wikileaks diera a conocer que Estados Unidos ha espiado a los últimos tres presidentes de Francia, el gobierno de François Hollande mandó llamar a Jane D. Hartley, embajadora estadounidense en París, para pedir explicaciones.

¿Qué mensaje se envía con esto?

Al respecto conversamos con el analista en asuntos internacionales, doctor Raúl Sohr, en Chile y con el maestro Adolfo Laborde, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México en relaciones internacionales.

"Llamar a un embajador es una tradición establecida en el protocolo para señalar malestar", comenta Raúl Sohr. "Esta situación no va a pasar a mayores, como tampoco ocurrió con Alemania, aunque hizo una protesta más vehemente que la que ha hecho Francia", añadió Sohr.

"Cada que se manda llamar a un embajador acreditado es una situación fuerte, es para que explique de primera mano cuál es esta dinámica de espionaje, de la que se sospechaba pero ahora se confirma", comenta el maestro Laborde.

En la galería de fotos encontrarán tres preguntas sobre este caso, respondidas por los expertos. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.