¿Cómo ha cambiado la vida cotidiana en el estado de Colorado, Estados Unidos, a un año de la legalización de la marihuana con fines recreativos? La respuesta de la policía es: "Todo está en orden".

"No hubo grandes cambios", explicó un oficial de Denver al canal CBC. "Los oficiales continúan haciendo su trabajo cotidiano como lo solían hacer", añadió. Sin embargo, cifras oficiales dan a conocer una baja significativa en crímenes relacionados con marihuana: casi el 50% de los delitos de 2012 se desplomaron en los primeros seis meses de regulación en 2014.

Además, la ciudad ha tenido otro tipo de cambios. La nueva industria creó miles de empleos debido a las personas que buscaban las más de 60 tiendas de cannabis.

Y las ganancias económicas no se quedan atrás. Colorado reunió 36.5 millones de dólares en impuestos por uso médico y recreativo de la hierba, lo cual es "suficiente para enviar gratis a tres mil 400 estudiantes a la Universidad de Colorado", según información del sitio Mic.com