Por segunda vez, Hillary Clinton lanzó su candidatura para convertirse en la presidenta de Estados Unidos, ahora falta ver cuál será su estrategia para lograr su objetivo.

Le presentamos aquí 3 cosas que serán básicas para esta nueva postulación:

1. Una Coalición

Ella tendrá que ganarse a la llamada coalición de Obama, que incluye a la gente afroamericana y los jóvenes que apoyaron a Barack Obama en el 2008 y 2012.

También tendrá que mantener relación con las mujeres de la clase trabajadora de los suburbios.

Actualmente la clase trabajadora blanca se ha alejado del partido demócrata, por lo tanto necesita reestablecer una comunicación con ellos o al menos con los que aún tiene buenos recuerdos del expresidente Bill Clinton.

Los hispanos apoyaron a la señora Clinton en su candidatura del 2008 por el apoyo que brindó a la reforma migratoria. Pero es posible que le exijan trabajar en ella para que consiga que estén de su lado.

2. A los estados

Ohio volverá a ser el estado de mayor batalla, pero Pennsylvania, donde la señora Clinton ganó la primera vez como candidata por nueve puntos en el 2008, será un referente.

El equipo de la señora Clinton ha dado a entender que ella también va a luchar por estados lejanos como Carolina del Norte y Georgia, los cuales tienen una creciente población de votantes negros y latinos más jóvenes.

3. Un buen discurso

La señora Clinton se podrá basar en sus propias experiencias como madre y abuela para tratar de persuadir a sus votantes de lo mucho que comprende a las familias estadounidenses.

Su mensaje económico tendrá que destacar temas que resuenan con las mujeres en particular, incluyendo un salario mínimo más alto, licencia médica, la educación básica y la atención infantil.