Dos responsables islamistas marroquíes implicados en un escándalo sexual que causó polémica en el país en agosto fueron condenados a dos meses de prisión condicional y a una multa de 50 euros, informó la prensa local.

Omar Benhammad y Fatima Nejjar, dos líderes sexagenarios del ala religiosa del partido islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), al frente del gobierno desde 2011, fueron arrestados el 20 de agosto por la policía "en una postura sexual" en un coche estacionado cerca de una playa.

Procesados por adulterio, atentado al pudor e intento de corrupción, fueron condenados a dos meses de prisión condicional y una multa de 500 dirhams por el Tribunal de primera instancia de Bensilmane, indicó su abogado, Abdelmalek Zaâzaâ, citado por la prensa, quien tildó el veredicto de "infundado".

La ley marroquí castiga las relaciones extraconyugales con entre un mes y un año de prisión.

El arresto de estas dos personalidades de primer orden del movimiento islamista PJD, una de las cuales era conocida por su combate contra la "tentación y el vicio", causó un gran revuelo en su momento.

El caso se produjo un mes y medio antes de las elecciones legislativas y adquirió inmediatamente una dimensión política.

Un líder islamista denunció "una maquinación policial" para desacreditar al PJD antes de los comicios (que ganó ese partido).

Los servicios de seguridad negaron toda treta e insistieron en el carácter "fortuito" del arresto.