El príncipe William de Inglaterra, segundo en la línea de sucesión al trono británico, comenzó este lunes a trabajar como piloto de ambulancias aéreas con East Anglian Air Ambulances.

Su tarea será pilotear misiones de rescate para los cuatro condados, alrededor de Cambridge, ubicado a unos 100 kilómetros de Londres, donde se encontrará su base.

El príncipe de 33 años aseguró que quiere mantener un equilibrio entre su carrera junto con sus deberes reales.

Debido a estas responsabilidades, su trabajo será de tiempo parcial e intercalará una semana entre varios días de trabajo.

William también aclaró que se preocupa por su familia pero que sabe el buen trabajo como madre que está realizando su esposa, la duquesa de Cambridge.

Por su parte, el Palacio de Buckingham aseguró que el príncipe William no recibirá un trato especial, solo si realiza algún tipo de función oficial. Este recibirá un sueldo el cual donará a la caridad, monto que no fue especificado, informó el canal estadounidense “CNN”.