El primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, se disculpó este miércoles ante una camarera que trabajaba en una cafetería en la localidad de Auckland, a quien le haló el cabello en varias ocasiones.

Las disculpas las realizó después de que la camarera, quien no fue identificada, lo acusara en un artículo publicado por el portal de noticias “The Daily Blog”.

El primer ministro neozelandés manifestó que acudía de forma habitual a la cafetería y que mantiene una relación amistosa con el personal.

"Era una relación amistosa y cordial. En ese contexto se hubiera entendido, pero mirándolo ahora, no", ha concedido, reconociendo que sus acciones "no fueron apropiadas", según ha informado el periódico “The New Zeland Herald”.

La colíder del Partido Verde, Metiria Turei, criticó a al primer ministro: "Esto demuestra lo alejado de la realidad que está Key, ya que es incapaz de darse cuenta de lo inapropiado de su comportamiento personal y de que la gente no está conforme con la forma en la que actúa", indicó.