Un hombre que estaba condenado a más de cinco años de cárcel escapó corriendo de un penal de la ciudad argentina General Roca, ubicada a 842 kilómetros de Buenos Aires, Argentina.

Daniel Sambueza de 28 años, se fugó por la tarde del martes, justo cuando iba a ser desplazado a otra dependencia para ser atendido por un psicólogo.

Sus guardias lo llevaban por el acceso principal, cuando Sambueza comenzó a correr, hasta lograr atravesar las puertas principales del penal, para luego subirse en la moto de un cómplice que lo esperaba, en la calle.

Las autoridades realizaron operativos. Sin embargo, no lograron encontrar ni al prófugo, ni a su secuaz.

Según informes, el fugitivo ya había escapado anteriormente. Una de esas ocasiones fue de un hospital la situación fue muy parecida solamente que en lugar de una moto era un automóvil el que lo estaba esperando, informó el canal argentino "TN".