El precandidato presidencial del Partido Republicano estadounidense, Chris Christie, no aprueba la idea de que el Papa Francisco intente fomentar el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos.

A pesar de que el gobernador de Nueva Jersey es católico, declaró a la cadena de televisión "CNN”: "creo que el Papa está mal".

El precandidato republicano aseguró que tenía un problema con la relaciones diplomáticas recientemente restablecidas, esto debido a que Cuba no entregó a JoAnne Chesimard, fugitivo del gobierno estadounidense.

Quien asesinó a un oficial de Nueva Jersey en 1973 y consiguió el asilo político en Cuba luego de salir de la cárcel.

Debido a esta situación, Christie aseguró que fomentar las relaciones con Cuba es “indignante” y más mientras Chesimard permanezca en la isla.

El hecho es que su infalibilidad es en materia religiosa, no política”, declaró el precandidato.

El candidato extendió su ira hacía el Papa quien está realizando una gira por Cuba antes de llegar a los Estados Unidos esta semana.