En Internet, cualquiera puede encontrar estudios y datos que demuestran lo beneficiosos que son los árboles.

Por esta razón, cada vez son más los médicos reconocen los impactos saludables de estos seres.

Un ejemplo de esto son las caminatas en la naturaleza, que ayudan a combatir el estrés y fomentan el bienestar mental.

Un ejemplo es Matthew Silverstone, quien ha demostrado que la arboterapia o silvoterapia funcionan.

La arboterapia consiste (entre otras cosas) en abrazar árboles y visitar bosques constantemente para eliminar estrés.

Shutterstock

Foto:

De acuerdo con la BBC, estos tres datos científicos demuestran que vivir cerca de un árbol mejora la vida de las personas.

1. Reducen la materia particulada en el aire: Los datos afirman que elimina desde 7% a un 24%, según The Nature Conservancy. Estas partículas finas en suspensión causan 3.2 millones de muertes al año a nivel mundial.

2. Reducen la temperatura hasta en 2º Celsius: Las olas de calor matan a 12 mil personas al año. Es por eso que los árboles pueden ser un factor importante para reducir este número.

3. Aumentan el bienestar psicológico: En el estudio de The Nature Conservancy, escanearon el cerebro de personas que participaron. Los que caminaron en la naturaleza mostraron una menor actividad en la región del cerebro asociada al pensamiento de autocrítica y aislamiento social.

Por último, la OMS afirmó que 1 de cada 9 muertes en el mundo es a causa de la exposición a la contaminación del aire.