Decapitaciones, lapidaciones y la quema de rehenes vivos son solo algunos de los actos perpetrados por el grupo yihadista Estado Islámico.

Estos terroristas han llevado a cabo sus actos en diversos países. Sin embargo, se cree que vienen de las cárceles de Francia. ¿A qué se debe este fenómeno? Según BBC, las prisiones francesas se han convertido en un buen lugar de reclutamiento para el Estado Islámico, ya que un 70% de los convictos es de origen musulmán.

De acuerdo a ese medio, los antecedentes de dichos presidiarios son los ideales para radicalizarlos. Sin embargo, la ministra de Justicia, Christiane Taubira, ha asegurado que el caso de los atacantes de Charlie Hebdo no puede utilizarse como ejemplo de la alegada radicalización de presos en las cárceles de Francia.

Pierre Rance, portavoz de la ministra de Justicia, aseguró que de 167 personas detenidas bajo sospecha de ser radicales, solo un 15% había estado en la cárcel anteriormente.

Desde el pasado año el Estado Islámico ha causado terror en distintos países. Esta semana trascendió que secuestraron a más de 200 cristianos en Siria. Asimismo, ISIS destruyó piezas históricas en un museo de Irak, ya que según ellos promovían la idolatría.

En la galería de arriba encontrarán importantes datos del grupo terrorista. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.