Luego de que se difundieran imágenes que muestran las aguas del río Daldykan, en Rusia, teñidas de color rojo, han salido a la luz las verdaderas causas de este extraño fenómeno.

De acuerdo con el sitio Actualidad RT, la compañía minera y refinadora de níquel y paladio, MMC Norilsk Nickel, detalló que entre 2015 y 2016 creó unas presas para acumular aguas residuales y poder renovar algunos de sus conductos.

Sin embargo, debido a las fuertes lluvias, un dique de destilación de la planta se desbordó. "El agua con sales de hierro cayó en el río", dijo la compañía explicando por qué las aguas adquirieron este extraño color.

Asimismo, MMC Norilsk Nickel aclaró que esta situación "no supone un peligro para la población ni para la fauna fluvial".

La firma también informó que se han adoptado "todas las medidas necesarias para determinar los lugares más afectados y alimniar las consecuencias de la explotación de los viejos relaves a través de la limpieza sanitaria del suelo".