Parece fuera de lugar. Parece desafortunado que durante la Cumbre del Cambio Climático COP21 en París repartan condones. El acto puede generar preguntas e inquietudes.

Pero en el fondo tiene sentido: cada ser humano más que llega al mundo tiene efectos sobre el cambio climático. Eso es lo que busca hacer pensar a los asistentes de la trascendental cumbre la fundación noruega Green Warriors of Norway, que pide a quienes reciben sus condones reflexionen dos veces antes de traer más habitantes al planeta.

¿Acaso la Tierra necesita más gente, con 7000 millones de seres humanos ya viviendo? "La sobrepoblación es el problema climático más grande", dice la caja de condones, y busca abrir esa reflexión a los asistentes.