La compañía Mattel regresó a China en 2013 luego de que fracasara en 2009 su tienda que simulaba una casa gigante de Barbie.

Según reseñó BBC, la popular muñeca no tuvo éxito en China, ya que la estructura de dicha tienda, que se ubicó en Shangái por su estructura. “Nadie sabía cuál era la propuesta de la tienda, y en vez de proponer algo tierno terminaron convirtiéndose en algo sexy”, sostuvo a ese medio Benjamin Cavender, de China Market Research Group. La tienda cerró en 2011.

El regreso de Barbie estuvo marcado por una edición especial de la muñeca, parecida a la actriz china Fan Bingbing.