Una familia en New Jersey vive atormentada después de que descubriera que la casa de sus sueños está siendo "vigilada" por un individuo que se hace llamar "The Watcher" ("El Vigilante", en español).

La residencia, ubicada en Westfield, cuenta con seis habitaciones y tres baños, y los vendedores la describen como "una casa con el diseño colonial y encanto de la década de 1900". A esto, por supuesto, hay que añadirle el detalle de que viene incluida con un acosador.

De acuerdo con información de El Confidencial, "The Watcher", quien se dice propietario legítimo de la vivienda, ha enviado numerosas cartas a la familia Broaddus, las cuales aseguran que puede verlos y rastrear cada uno de sus movimientos.

"¿Quién soy? Soy 'The Watcher', y he estado en control de la casa durante las últimas dos décadas. La casa ha sido objeto de mi familia por años. Mi abuelo la vigiló durante los años 20, mi padre durante los años 60 y ahora es mi turno. Estoy encargado de observar y esperar su segunda venida", relata uno de los perturbadores mensajes enviados por "El Vigilante".

"¿Ya encontraron lo que hay en las paredes?" o "Estoy complacido con saber sus nombres ahora, y los nombres de la sangre joven que me han traído", son otros de los mensajes que se pueden leer en las cartas recibidas por la familia.

En 2015, los Broaddus interpusieron una demanda en contra de la compañía de bienes raíces y de los antiguos propietarios, quienes sabían de la existencia de "The Watcher" y no los informaron antes de cerrar el trato.

Hoy en día, la casa se encuentra en venta y tiene un valor de 1 millón de dólares, pero todavía no hay interesados en adquirirla.