La policía de Arica, Chile, rescató este jueves a un menor de dos años, al que encontró descalzo, desnutrido y tomando leche de una perra en el interior de un taller de mecánica automotriz. 

Según las autoridades, además de desnutrición, el pequeño padecía de pediculosis (afección de la piel por infestación de piojos) y con una enfermedad cutánea, por las nulas condiciones de aseo.

El pequeño fue rescatado gracias a la denuncia de una vecina. Al llegar los policías comprobaron que la madre, de nacionalidad peruana, se encontraba en estado de ebriedad.

La policía de Arica fue a corroborar la situación del menor.

"El niño se hallaba extrayendo (mamando) leche desde una ejemplar canina mestiza que había en el sector, esto fue verificado por carabineros de esta unidad que atendieron la denuncia de una vecina", señaló el capitán Diego Gajardo, jefe de la Subcomisaría de Chinchorro Norte, en Arica. 

El menor fue trasladado por la policía hasta el Hospital Doctor Juan Noé de la ciudad de Arica y después de los análisis médicos, fue internado en la unidad de pediatría por su estado de desnutrición. 

La madre del pequeño, que después será llevado a un hogar de la Corporación para la Nutrición Infantil, quedó citada para una audiencia, para confirmar o modificar la medida de prohibición de acercarse al niño.