Hay más de 5 mil muertos en Nepal, 10 mil heridos y 8 millones de damnificados luego del devastador terremoto del pasado sábado. Pero para el colombiano Luis Alberto Malagón, de 57 años,quien sobrevivió al sismo, fue indignante que su propia embajada no le pudiese conseguir un hotel para pasar la noche, luego de tres días de dormir en el suelo.

Apenas bajó del avión, instauró su queja ante la cancillería de su país. "Hablé con la embajadora (Mónica Lanzetta Mutis, embajadora de Colombia en la India) y me dijo que no tenía cómo darme una noche en un hotel. Eso no se lo hace un país a un ciudadano desaparecido".  

Lanzetta Mutis le dijo que no podía hacer nada por él, ya que la embajada no tenía recursos para eso. "Le dije: ¿y dónde duermo esta noche si no consigo tiquete? Me dijo: 'la embajada no tiene recursos para eso’... ¿Cómo es posible que un país no tenga 150 dólares para hospedar una persona que lleva 3 días durmiendo en el piso?", declaró Malagón para la cadena colombiana Noticias Caracol.  

Malagón durmió varios días en un aeropuerto y aseguró que sin embargo estaba "muy agradecido con la gente de Nepal por su ayuda".

Sin embargo, aclaró en Blu Radio que pedía era apoyo moral. "No quería dinero. Quería que me ayudaran con el vuelo (desde Nueva Delhi) porque me estaban cobrando una penalidad".

En redes sociales, muchos apoyan a Malagón, condenando al gobierno colombiano por no ayudarle y "dejarle a su suerte" . Pero otros lo cuestionan por su actitud en medio de una tragedia devastadora y se preguntan en qué está pensando cuando hay personas en peores condiciones.  

En la galería: así quedó Nepal luego del terremoto. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".