Más de 200 simpatizantes del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) se manifestaron el domingo ante la sede de la televisión Globo en Rio de Janeiro para denunciar "la persecución de los medios" en el caso de corrupción en Petrobras .

"Si atacan a Lula, me atacan a mí", gritaban los manifestantes, con banderas rojas del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en el poder, fundado por Lula al final de la dictadura militar en 1980.

Ícono de la izquierda brasileña, Lula fue detenido brevemente el viernes en Sao Paulo para ser interrogado en el marco del escándalo de corrupción en la gigante petrolera Petrobras .

Declarándose humillado por la medida coercitiva, Lula afirmó que podría haber acudido de forma voluntaria a la citación judicial y denunció como un "circo" jurídico mediático tras su interrogatorio.

El exmandatario anunció que luchará hasta el final, e hizo referencia a su posible candidatura en las elecciones presidenciales de 2018, y llamó a sus simpatizantes a salir a las calles para defender al PT.

Según el fiscal Fernando dos Santos Lima, Lula se benefició de "muchos favores" de grandes empresas constructoras implicadas en el escándalo de Petrobras .

"Estoy aquí porque estoy indignada", dijo a la AFP Simone Simoes, profesora retirada, ante la sede de TV Globo, donde se concentraron "al menos 200 personas" según una fuente policial.