La planta de energía nuclear de Savannah River ubicada en Carolina del Sur, Estados Unidos, fue cerrada por horas este lunes, después de que un perro especializado en la búsqueda de bombas alertara a las autoridades.

El perro comenzó a ladrar cuando un camión de reparto comercial paso frente a él, ocasionando que los miembros de seguridad activaran las alarmas internas.

Momentos después las fuerzas de seguridad de Carolina del Sur y Georgia se desplazaron a las instalaciones, según informó la planta mediantes su cuenta de Facebook.

Sin embargo, tras de seguir un protocolo de seguridad dentro de las instalaciones de la planta de energía, no se encontró ningún tipo explosivo, por lo que se declaró el fin de la alerta.

Horas más tarde la planta fue reabierta y regresaron a las actividades normales, informó la cadena de televisión "NBC News".