Alanah Pearce es una periodista australiana, de 21 años, especializada en videojuegos. Siempre está al pendiente de las novedades en la industria gamer. Pero así como recibe notoriedad por sus críticas, también recibe mensajes de "trolls" que amenazan con violarla.

Por eso, esta vez decidió manejar el asunto de otra manera.
Siguió a los trolls que la querían atacar y se dio cuenta, según relató al periódico británico The Guardian, que estos no eran adultos. Eran adolescentes que la atacaban por no estar de acuerdo con sus argumentos. Así que contactó a sus madres.

Lo hizo a través de Facebook y escribió a cuatro madres que localizó.
Solo una le respondió, horrorizada por lo que su hijo había hecho. Esta exclamó: "¡Oh, por Dios ! ¡Pero claro que hablaré con él!".

Estas respuestas se pueden ver en los comentarios y mensajes que ella posteó en Twitter y que ya suman miles de retuits y favoritos. ¿Conseguirá Alanah avergonzar a otros de sus "trolls"? Solo el tiempo lo dirá.