Nancy Pelosi fue reelegida este miércoles líder de la minoritaria bancada demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, superando a un legislador más joven que pidió un cambio en la dirigencia tras el fracaso del partido en las elecciones.

"Estoy honrada de ser elegida por mis colegas para servir como líder democráta. Vamos a trabajar", dijo Pelosi, de 67 años, en su cuenta de Twitter tras ganar en la elección interna por 134 votos contra 63.

El representante por Ohio, Tim Ryan, había desafiado a Pelosi para evitar que ésta prolongara su extenso liderazgo de 13 años en la Cámara.

Ryan, de 43 años, había obtenido el respaldo de varios demócratas descontentos con la derrota del partido en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre y su fracaso para obtener nuevos asientos en el Congreso.

El representante se presentó como líder de una nueva generación del partido, al que acusa de haber olvidado a los votantes de la clase trabajadora en el centro de Estados Unidos, muchos de los cuales ayudaron a Donald Trump a ganar la presidencia.

Pelosi, que respaldó firmemente la candidatura presidencial de Hillary Clinton, se mantiene como una figura poderosa en el partido e hizo historia en 2007 al convertirse en la primera mujer en ser presidir la Cámara baja.

Pero su liderazgo se ha debilitado. "Claramente esto no resultó como queríamos", dijo Ryan a los periodistas, en una contienda que describió como "cuesta arriba" desde el principio.

Los simpatizantes de Pelosi sostienen que fue un baluarte contra los esfuerzos del partido Republicano para privatizar el servicio de salud y ahogar otros programas que han beneficiado durante décadas a millones de estadounidenses.

"Lucharemos implacablemente para defender" esos programas, dijo Pelosi el martes tras la designación por el presidente electo, Donald Trump, del congresista Tom Price, un férreo opositor al programa 'Obamacare', para dirigir la secretaría de Salud.