Una pareja de Nueva Jersey, Estados Unidos ,quedó varada en Portugal después de que nacieron sus gemelos, producto de embarazo prematuro de seis meses.

Lamentablemente, uno de los bebés falleció. Sin embargo, el otro estuvo durante observación tres meses y ahora se encuentra más estable.

Luego de sufrir todo esto,  Kim y Fred Spratt querían volver a casa, pero su compañía de seguros en un principio se negó a pagar los gastos especiales que necesitaban en el avión para transportar a su pequeña.

Pero cambió su situación luego de mucho sufrimiento:  el martes, la compañía Highmark Blue Cross Blue Shield cedió y aceptó financiar el viaje de la familia.

Muy probablemente todos estén viajando a finales de septiembre a su país de origen. Ahora tienen que quedarse unas semanas más para que sus visados estén listos, informó la cadena de televisión estadounidense "ABC".