Casi dos años después de la tragedia del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, la esperanza y fe llega de nuevo a una pareja que perdió a sus tres hijos en el incidente.

Los australianos Anthony Maslin y Marite Norris festejan el nacimiento de su hija, Violet, luego de que en julio de 2014 sus pequeños Mo, quien habría cumplido 14 años; Evie, que habría llegado a 12 años esta semana; y Otis, que tendría 10 años, fueran parte de los 218 pasajeros que perdieron la vida cuando el avión se desplomó.

El vuelo MH17 que viajaba de Holanda a Kuala Lumpur fue abatido en Donetsk, una zona que se mantiene en conflicto entre las autoridades de Ucrania y los independentistas prorrusos.

“Seguiremos queriendo a nuestros cuatro hijos por igual. Violet nos trae esperanza, esperamos que también se la de a ustedes”, indicó la pareja mediante un comunicado.

Los pequeños volaban de regreso a casa junto a su abuelo, mientras que Anthony y Marite habrían decidido quedarse más tiempo de vacaciones Amsterdam.