El papa Francisco destacó hoy la importancia de la presencia de las mujeres en las sociedades actuales y afirmó que un mundo en el que son marginadas "es un mundo estéril", en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Durante su intervención ante los fieles después del rezo del Ángelus, Jorge Bergoglio señaló que este 8 de marzo supone la "ocasión para subrayar la importancia de las mujeres y la necesidad de su presencia en la vida".

"Un mundo en el que las mujeres son marginadas es un mundo estéril porque las mujeres no solo dan la vida (...), sino que tienen la capacidad de entender el mundo con otros ojos y de sentir las cosas con corazón más creativo, más paciente y más tierno", destacó el pontífice desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano.

El obispo de Roma dedicó un especial "saludo a todas las mujeres que cada día buscan construir una sociedad más humana y acogedora" y expresó su agradecimiento a "aquellas que, de distintos modos, testimonian el Evangelio y trabajan en la Iglesia".