El Departamento de Estado estadounidense aceptó que Washington participó en el financiamiento de los periodistas que investigaron el escándalo de las empresas “offshore” creadas por el despacho panameño Mossack Fonseca y reveladas en los "Panama Papers".

En conferencia de prensa el portavoz del departamento, Mark Torner reconoció que una de las organizaciones que colaboraron en la investigación periodística antes de su publicación, recibe fondos de la Agencia estadounidense para el Desarrollo (Usaid).

Torner se refería al Proyecto de Reportajes sobre Crimen Organizado y corrupción (OCCRP), el cual colaboró en la investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICJ).

“El OCCRP ha recibido apoyo de varios donantes, incluido el gobierno estadounidense”, declaró el jueves por la noche.

Y agregó :“Estados Unidos no financia esto para ir contra ningún gobierno en particular, sino para apoyar el periodismo de investigación independiente”. Además subrayó que Usaid “no controla” como se invierten los fondos que se destina a esa organización.