Hace dos días nació la princesa Carlota Isabel Diana de Cambridge y ya el palacio de Buckingham está haciendo dinero con la venta de los artículos relacionados con su nacimiento.

La tienda de Royal Collection Trust ya tiene disponible la nueva gama de productos del bebé real. Los artículos a la venta incluyen una taza de café por 30 dólares, una jarra por 59 dólares y decoraciones navideñas por 22 dólares.

Pero eso no es todo, quien busque algo más grande que platos de 67 dólares, puede elegir entre una edición limitada de un oso de peluche tradicional de 143 dólares o un cojín de terciopelo por el mismo precio.

Todos los diseños cuentan con un león y un unicornio símbolos tomados de las armas reales de Reino Unido, así como hojas de roble tomados del símbolo de la familia Middleton.

Sorprendentemente ninguno de los artículos vienen en rosa, un contraste con respecto a la producción de recuerdos para el príncipe George quién nació en el 2013, que venían en azul y dorado.

Expertos predicen que la niña tendrá un mayor impacto en la economía británica debido a la influencia que puede tener en el mundo de la moda.

Un experto en comercialización masiva ha predicho que la recién nacida tendrá un valor aproximado de 226 millones de dólares al año.

Por lo que se podría decir que tendrá un valor de mil 500 millones de dólares a la edad de siete años, según informes del periódico inglés Daily Mail.