Caos, incertidumbre y sobre todo, dolor son algunos de los sentimientos que permanecen después de la masacre que cobró la vida de al menos 148 personas, de los cuales 132 eran niños.

De acuerdo a las autoridades de aquél país, Umar Naray, líder de los talibanes, fue el autor intelectual de este ataque. Mientras que el grupo Tehrik-i-Taliban Pakistan se lo ha adjudicado y asegura que "fue en venganza por la operación antiterrorismo en Waziristan, Pakistán".

En la galería encontrarán las fotos más abrumadoras de Pakistán, en el día después de la tragedia.