Por la noche del viernes un grupo de padres de familia atacó la casa de un presunto violador de menores, en Argentina.

El inmueble pertenece a un joven de 22 años que se desempeña como profesor de educación física, en una escuela de Parque Avellaneda, uno de los barrios en los que se divide la ciudad de Buenos Aires.

El joven de quien se desconoce la identidad ha sido acusado de abusar de menores de entre cinco y ocho años.

Y aunque una denuncia ya fue presentada en su contra, la policía únicamente ha registrado su casa pero aún no ha sido detenido. Por lo que los padres de varios chicos de la escuela apedrearon la vivienda hasta el punto que miembros de la policía tuvieron que intervenir.

Patricio García, representante legal de los padres, aseguró que varios niños empezaron a manifestar distintos comportamientos extraños que requirieron de un psicólogo, quien dictamino que muchos se relacionaban con el tema de abuso sexual.

Fuente judiciales aseguran que se esta llevando a cabo una investigación y que se continuara recolectando pruebas contra del sospechoso, informó le periódico argentino “El Clarín”.