La madrugada de este viernes el presidente de México, Enrique Peña Nieto, acudió al Hospital Central Militar por un malestar físico, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para extraerle la vesícula biliar.

A través de un comunicado, Presidencia de la República informó que "el procedimiento se llevó a cabo exitosamente y el Presidente salió del quirófano hacia las 8:25 horas de la mañana (tiempo local)".

La evolución de Peña Nieto ha sido favorable, por lo que ya se encuentra recuperándose en su habitación. Se reincorporará a sus actividades el próximo 29 de junio, día en el que el Rey Felipe VI y la Reina Letizia de España visitarán el país.

Esta es la segunda operación a la que se somete Enrique Peña Nieto desde que asumió el poder en 2012. La primera fue en julio de 2013, cuando se le retiró un nódulo tiroideo.