La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha continuado ejerciendo presión para que el Gobierno de Paraguay autorice el aborto a una niña de 10 años que fue violada por su padrastro.

Según el periódico español "El País", el ministro de Salud de Paraguay, Antonio Barrios viajó a la sede de las Naciones Unidas en Ginebra para suavizar discutir la situación de la menor de edad.

Recientemente un grupo de expertos de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas publicó: “La decisión de las autoridades paraguayas resulta en graves violaciones de los derechos a la vida, a la salud, y a la integridad física y mental de la niña, así como sus derechos a la educación, que ponen en peligro sus oportunidades socio-económicas”.

La madre de la menor permanece en prisión, tras ser acusada de cómplice del maltrato que sufrió su hija.

Mientras tanto, la niña de 10 años permanece en un hogar para mujeres embarazadas.

En la galería de fotos encontrarán más datos sobre el lamentable caso. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.