La historia de Rodney Constantine, 29 años, ha recordado la bondadosa fama de la que gozan los canadienses, incluso aquellos que busca la justicia.

Constantine era buscado por cargos de asalto y se entregó a la policía de la provincia de Terranova y Labrador luego de que esta publicara su foto de búsqueda en Facebook y mantuvieran un intercambio de mensajes en la red social, de acuerdo con el portal "CBC News".

Al ver que era él a quien buscaban, Constantine escribió: "nos vemos el lunes por la mañana", ante lo que la Policía respondió en otro mensaje que sus instalaciones "están abiertas 24 horas al día, los 7 días de la semana". Más tarde, las autoridades confirmaron que Constantine cumplió con su palabra y se entregó el lunes 26 de enero.