Un cargamento de 200 kilos de cocaína escondidos dentro de piñas vacías fue decomisado por la Policía Nacional Española.

Las frutas rellenas iban dirigidas a una empresa de Sant Quirzé del Vallés en Barcelona, fueron halladas en el interior de 11 contenedores en el puerto de Algeciras, al sur del país, procedentes de Centroamérica.

Según informes de la Policía Nacional fueron detenidas tres personas, que forman parte de la organización, dos de ellos los socios únicos de la empresa destinataria.

Cada fruta contenía aproximadamente 18 kilogramos de cocaína de gran pureza.

El cargamento procedía de un país latinoamericano no revelado y tenía como destino dos empresas ubicadas en Madrid y Barcelona, cuyos dirigentes son españoles de origen colombiano.

Gracias a esta investigación también se localizó otro contenedor que iba ha ser desembarcado en Bélgica, aunque aquel cargamento venía distribuido de diferente manera, informó el periódico español “ABC”.