El presidente estadounidense Barack Obama y el  mandatario cubano Raúl Castro tuvieron una histórica reunión bilateral que no existió en más de 50 años entre sus países.

Barack Obama aclaró que es hora de cambiar la política que duro mas de 50 años e iniciar una nueva relación, la que asegura cambios en ambos países.

El mandatario estadounidense agradeció el espíritu de apertura que ha demostrado Castro hacia Estados Unidos, recordó que en la mañana durante la primera sesión plenaria de la Cumbre, el presidente Castro habló de las dificultades que el pueblo cubano a pasado durante décadas, por ese motivo aseguró que con toda sinceridad desea que el pueblo de Cuba prospere.

Por su parte el presidente cubano Raúl Castro aseguró que todo se puede discutir con mucho respeto como dijo el presidente Obama.

Pidió no hacerse tantas ilusiones pues ambos países tienen muchas diferencias ideológicas pero confirmó que ambos países encontrarán la manera de entenderse.

Ambos mandatarios afirmaron que existe la posibilidad de abrir embajadas en Estados Unidos y Cuba.

Este fue el segundo momento histórico, desarrollado en la VII Cumbre de las Américas, entre los mandatarios de Cuba y Estados Unidos.