Este jueves la Casa Blanca informó que dos rehenes inocentes, el doctor Warren Weinstein de Estados Unidos y Giovanni Lo Porto de nacionalidad italiana, murieron en enero pasado durante una operación antiterrorista contra Al Qaeda en una región fronteriza entre Afganistán y Pakistán.

"La operación era dirigida a una célula de Al Qaeda. No teníamos razón para creer que hubiera rehenes presentes", se informó previamente en un comunicado.

En declaraciones dadas por el presidente Barack Obama, dijo que asumía toda la responsabilidad por las acciones que llevan a cabo las Fuerzas Armadas y que había ordenado una investigación a fondo para determinar qué sucedió. Además ofreció disculpas, a nombre del pueblo de Estados Unidos, a los integrantes de las familias del Dr. Weinstein y Lo Porto, quienes eran rehenes del grupo terrorista desde 2012. 

Por último se comprometió a seguir haciendo todo lo posible para evitar la pérdida de vidas inocentes en este tipo de operaciones antiterroristas.