El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indultó las sentencias de 22 presos federales acortando sus condenas por delitos relacionados con las drogas.

Según informes de la Casa Blanca, ocho de los presos que van a reducir su sentencia fueron condenados a cadena perpetua, esto debido a que los acusados fueron procesados en un régimen de sentencia viejo y obsoleto.

El mandatario dobló el número de indultos que ha emitido durante ya los más de seis años en los que ha estado acargo.

Obama ha otorgado 43 conmutaciones en total. George W. Bush conmutó 11 condenas en sus ocho años de mandato.