El presidente estadounidense Barack Obama y la canciller alemana Angela Merkel, aseguran que las sanciones contra Rusia se mantendrán, hasta que se implemente un acuerdo que declare el fin de la guerra contra Ucrania.

En su reunión con la canciller, Obama dijo que los líderes del G7 "discutirían enfrentarse a la agresión rusa" en Ucrania.

Las sanciones que aplican estos países a Rusia, son en manera de apoyo a los rebeldes ucranianos.

Por otra parte la Casa Blanca emitió un comunicado después de la reunión que decía: "La duración de las sanciones debe estar claramente vinculado al respeto con el pleno cumplimiento de los acuerdos de Minsk sobre el conflicto en Ucrania".

La Unión Europea y Estados Unidos acusan a Rusia de enviar fuerzas militares para apoyan a los pro rusos, aunque el gobierno asegura que eso no es verdad.

Rusia fue excluido de lo que antes llevaba el nombre de G8 desde la anexión de Crimea el año pasado, informó el canal británico “BBC”.