Un nuevo sismo de magnitud 6,1 golpeó la costa de Ecuador, casi cuatro días después de que el país se viera sacudido por un terremoto de magnitud 7,8, anunció el miércoles el Instituto de Estudios Geológicos de Estados Unidos (USGS).

El epicentro del temblor, que se produjo a las 08H33 GMT a una profundidad de 15,7 kilómetros, se ubicó a 25 km de Muisne y a 73 km de Propicia, indicó el USGS. Las autoridades no activaron la alerta de tsunami.

El USGS indicó en su página web que el temblor se había sentido de forma débil en la capital, Quito y en Guayaquil (suroeste).

El sábado, un terremoto de magnitud 7,8 golpeó la costa ecuatoriana, dejando al menos 480 muertos, pero el balance podría aumentar drásticamente, ya que aún hay mil 700 desaparecidos.