En Wisconsin, Estados Unidos, dos niños realizaron una llamada de emergencia bastante peculiar.

Se trata de Blake y Brody Becker, de tres y seis años de edad respectivamente, quienes intentaron llamar a Santa Claus a través del smartphone de su papá. "Estábamos sentados y ellos estaban jugando cuando de pronto Blake dijo 'Vamos a llamar a Santa' mientras tenía el teléfono de su papá", explicó Jennifer Becker, madre de los niños, a la cadena televisiva ABC News.

Los padres de los niños no sabían nada, hasta que recibieron una llamada de los servicios de emergencia. A pesar de haber respondido que había sido una llamada accidental, un oficial llegó a atender la emergencia: "A los niños se les enseñó la importancia del 911. Además, les dijimos que el Polo Norte no es parte de nuestra jurisdicción".