En India, un niño de seis años murió después de que su maestra le golpeara la cabeza contra la pared "por no hablar inglés".

Los hechos sucedieron en la provincia de Anumula. El niño, de nombre Ramavath Chandu, se encontraba hablando en su lengua natal. De acuerdo a sus familiares, él narró lo acontecido a sus padres al llegar de la escuela; al poco tiempo caería enfermo y su situación empeoraría a la medianoche. Falleció al dia siguiente en el hospital.

Los padres del niño exigen una compensación del gobierno y de la escuela. De acuerdo a la Presidenta del Comité de Protección de los Derechos de los NIños, la profesora "no merece menos que cadena perpetua", aseguró en entrevista con el diario The Times of India.