Un niño argentino de nueve supuestamente decidió quitarse la vida luego de sufrir abuso físico y psicológico de compañeros de la escuela.

Milton “Tito” Amaya vivía en la localidad Algarrobo del Aguila, ubicada a mil 82 kilómetros de Buenos Aires, Argentina, lugar donde presuntamente decidió quitarse la vida con ayuda del cordón de sus zapatos, el cual anudo a su cama.

Esto sucedió tiempo después que Amaya denunciará que había sido ultrajado por un estudiante mayor que él.

Luego de la denuncia el pequeño recibió tratamiento psicológico. Sin embargo, los estudiantes lo acosaban y le hacían bullying.

Claudia Pérez, maestra de cuarto grado de Amaya, aseguró al periódico “Clarín” que el pequeño no parecía tener problemas psicológicos tras el abuso.

El caso del menor estuvo en manos de la fiscal Alejandra Moyano, debido a que involucraba a dos menores fue transferido al juzgado de la Familia y el Menor. Pero hasta el momento la familia Amaya no sabe que ocurrió con la denuncia.

Las autoridades realizan una investigación del caso al cual han señalado de "presunto suicidio".