Un niño de tres años estrelló una camioneta despúes de que su madre se cayera del automóvil por estar en presunto estado de ebriedad.

El incidente ocurrió en Oklahoma, Estados Unidos. Taloa Foster, de 33 años se cayó y fue cuando un de sus gemelos condujo unas tres cuadras más hasta que se estrelló contra un muro.

Las autoridades declarararon que la mujer y los niños resultaron ilesos.

Foster dijo a la policía que el pequeño se había desabrochado el cinturón de seguridad y cuando estaba tratando de colocarlo en su lugar se cayó del auto.

La mujer fue arrestada por sospecha de conducir bajo la influencia del alcohol y poner la vida de los niños en peligro.  De acuerdo al noticiero local “The Ada News” los niños fueron puestos en custodia de su abuelo.