Una niña de 2 años sobreviviente de cáncer a la que le amputaron un brazo recibió un regalo especial: una gatita con una pata amputada.

Matt y Simone Tipton, de California, estuvieron buscando un gatito para su hija Scarlette, que nació con una rara forma de cáncer. A la niña tuvieron que amputarle el brazo izquierdo cuando tenía 10 meses.

Los médicos dicen que ahora la niña no tiene cáncer.

Los padres de Scarlette querían encontrar un gatito que se hubiese sometido a amputación para ayudar a la niña en su recuperación. Y entonces conocieron de Holly, una gatita hallada por dos mujeres en diciembre sangrando a causa de una herida.

La pata izquierda delantera de Holly fue amputada.

La familia acudió al albergue de animales en San Jacinto para adoptar la gatita en vísperas de Navidad.