Se supone que las pirañas no atacan a humanos. O bueno, casi nunca. Y las pocas excepciones en las que lo hacen producen historias aterradoras, como la de una pequeña de 6 años que murió devorada por ellas en sus vacaciones, en Brasil.

La niña se llamaba Adrila Muniz y estaba con otros cuatro niños y su abuela en un bote. El mal tiempo hizo que este se volteara y todos cayeran al agua. Los niños fueron salvados por la abuela, pero la niña no alcanzó: en minutos fue rodeada por las pirañas y solo se vio un montón de sangre a su alrededor.

El abuelo y la madre de la niña también estaban a bordo. Cuando la sacaron, ya era tarde: los animales se comieron sus piernas, hasta sus caderas. Fue llevada al hospital pero ya había muerto en el lugar, informó el periódico The Independent. La muerte de Adrila así como la de Aline Nery de Araújo en 2012 , son los casos más sonados de ataques por parte de estos animales en Brasil.

En la galería: Esto pasa cuando los animales peligrosos se acercan a los humanos. Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".