En Colorado, Estados Unidos, una niña de 12 años estuvo a punto de terminar con la vida de su madre por haberle quitado su teléfono iPhone.

De acuerdo con las autoridades, la mujer decidió castigar a su hija quitándole el dispositivo móvil. Fue entonces la menor decidió vengarse y realizó un plan para asesinar a su madre envenenándola con cloro.

Una mañana, la niña, de quien no se especificaron detalles, le preparó una malteada a su madre durante el desayuno. Ella notó el olor a cloro, pero pensó que probablemente su hija no había lavado bien el vaso. Poco después comenzó a sentirse mal y fue al hospital.

Posteriormente, en un segundo intento de asesinato, la joven puso el blanqueador en una jarra de agua en la habitación de la madre. Esta vez, la madre notó el olor de su agua y se enfrentó a la hija , "Entonces se enteró que su hija había desarrollado un plan para matarla por haberle quitado su iPhone ", dijo Heidi Prentup , titular de la comisaría de Boulder County, Colorado, al canal local The Denver Channel.