Una niña siria de 10 años, que viajaba al lado de su padre y sus hermanas hacia Sicilia, murió luego de que los traficantes que los transportaban arrojaron sus medicinas al mar.

Los hombres lanzaron al agua todo el equipaje, incluyendo la mochila de la niña con la insulina dentro. La pequeña sufría de diabetes y pese a las protestas de su padre, no pudo evitar esta acción.

La falta de medicina le provoco un coma diabético que le causó la muerte. El padre de la niña, de 48 años, tuvo que dejar caer el cadáver al mar, según explicó a las autoridades italianas al llegar a Sicilia.

En total, los tratantes viajaban con 320 personas y al parecer provenían de Egipto. La embarcación logró llegar al puerto italiano donde el padre de la víctima reportó los hechos al periódico italiano "L'Osservatore Romano".

En la galería de fotos sabrán más sobre la diabetes mellitus 1. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.