Una niña argentina de apenas cinco años salvó la vida de su hermana gemela y un hermano menor. La pequeña alcanzó a sacar de su casa a sus familiares antes de que comenzara a expandirse un incendio.

Las llamas comenzaron el sábado por la noche. ¿La razón? Una de las velas con las que se alumbra la casa cayó sobre una manta, lo que ocasionó que el fuego se expandiera rápidamente hacia los muebles.

La pequeña decidió tomar de la mano a su gemela y cargar en brazos al bebé para salir de la casa. Los vecinos de la ciudad General Pico –ubicada a 571 kilómetros al sur de Buenos Aires, capital de Argentina– auxiliaron a los niños rápidamente y después llamaron a la policía.

Autoridades aclararon que los pequeños se encontraban solos, debido a que su madre había salido hacer compras.

La mamá de los pequeños llegó poco minutos después del rescate. Inmediatamente llevó a sus hijos al hospital de la localidad, donde se concluyó que ninguno de los niños había resultado herido, informó el periódico argentino “El Clarín”.