"La que tiene más que perder es la Autoridad Palestina que formó un gobierno con Hamas, una organización reconocida como terrorista y que, como la organización Estado Islámico, comete crímenes de guerra", indicó Netanyahu mediante un comunicado.

Este miércoles, el presidente Mahmud Abas firmó la demanda de adhesión de Palestina a la CPI, al día siguiente de que el Consejo de Seguridad de la ONU rechazara una resolución palestina que ponía fecha al fin de la ocupación israelí.

Además de esta solicitud, que en caso de éxito permitiría procesar a dirigentes israelíes ante la justicia internacional, Abas firmó otras 20 convenciones internacionales sobre "crímenes de guerra" y "crímenes contra la humanidad".

Los palestinos habían amenazado con unirse a a varias instancias internacionales en caso de fracasar su resolución, que anticipaba un acuerdo de paz con Israel de aquí a un año y la retirada israelí de los territorios ocupados en los dos años sucesivos.