Leigh Erceg era un mujer que trabajaba en un rancho al noreste de Colorado, Estado Unidos y con muy poco interés en las matemáticas, hasta que sufrió un grave accidente y se convirtió en una genio.

Erceg de 47 años, sufrió en 2009 una lesión cerebral traumática, cuando estaba alimentando a los pollos del rancho y se cayó por un barranco.

Ahora Erceg es una talentosa artista y poeta. Además de que disfruta de las ecuaciones matemáticas, aunque quedó con una sensibilidad extrema a la luz.

Ella no recuerda nada de su vida anterior. Además de sus recuerdos, Erceg también perdió su capacidad de sentir emociones.

Pero la condición de Erceg es tan increíblemente rara que tras distintos estudios se le diagnosticó con “síndrome del sabio”, el cual se describe como la capacidad cognitiva reforzada en el arte y las matemáticas.

También sufre de "sinestesia", una mezcla de los sentidos, donde la persona puede ver sonidos o escuchar un color como una serie de números y letras.

"Leigh es la única mujer en el mundo que ha adquirido el síndrome del sabio y la sinestesia después de una lesión cerebral", aseguró el Dr. Berit Brogaard, neurocientífico de la Universidad de Miami que la ha estudiando.

El genio de Erceg puede ser accidental, pero ella ha abrazado una nueva visión del mundo que solo está empezando a entender, reportó la cadena estadounidense ABC News.